Ilustración ©Bernard Olivié.

EL AMOR COMO ACTO DE REBELIÓN

En la era de la mercantilización a tutiplén, del ciber-ligoteo, del speed-dating y del poliamor,
es bueno preguntarse en qué consiste el amor hoy en día... ¿Es un sentimiento obsoleto e
inútil, una empresa sospechosa porque a menudo condenada al fracaso o, por el contrario,
es, como lo define el filósofo Alain Badiou, una maravillosa e imprevista "aventura
obstinada" que debe durar, más allá y a pesar de las vicisitudes de la vida?


El amor, como sabemos, transporta tanto como devasta... Su omnipresencia en el arte, en el
pensamiento filosófico e incluso en la historia de la humanidad muestra hasta qué punto su
fuerza sigue siendo, para nosotros, un enigma universal. Según Immanuel Kant, la pasión por el
amor "convierte a la gente razonable en tontos que se vuelven locos", ¡y la gran mayoría de
nosotros podemos dar testimonio de ello!


Amor de riesgo cero
En esta época pasteurizada y asegurada a todo-riesgo, que nos hace atrincherarnos, votar y
temblar ante todo tipo de amenazas -reales o imaginarias- ¿cómo no aprehender con la misma
circunspección al individuo que nos atormenta con ghosting, breadcrumbing, catfishing y otras
extrañas prácticas del ligue 2.0? "Estamos de acuerdo en amar, pero sobre todo en no sufrir",
dice el sociólogo Jean-Claude Kaufmann. El amor "a riesgo controlado" se ha convertido, de
hecho, en un epifenómeno de la tendencia actual de convertir todo en "utilidad" en el sentido
comercial del término. El amante moderno, como el último i-phone, debe tener la garantía de
ser bello, eficiente y de no dar nada más que placer. Y cuando “falla”, debe ser posible
cambiarlo rápidamente y sin demasiados traumas, zapeando en los catálogos online de las
plataformas de citas. Después de todo, ¿no somos los felices beneficiarios de una sociedad de
consumo que fomenta la prodigalidad y el abuso de los productos desechables?


Espejo emocional
Sin volcar en la caricatura, lo que sí es cierto es que a menudo confundimos el amor con una
historia que no hace más que halagar nuestro ego. El Otro es instrumentalizado
inconscientemente para servir de espejo que refleje siempre una imagen positiva de nosotros
mismos y, más allá de eso, que compense nuestras deficiencias afectivas. "Si la voluntad
consigue lo que codicia, el deseo disminuye con la posesión de la cosa deseada, y tal vez los
ojos del entendimiento se abren, o ve que es justo odiar lo que uno solía adorar", dice Miguel
de Cervantes a su joven heroína Preciosa en su novela La gitanilla. Pero el amor no florece en
una dependencia emocional tiránica que a veces se manifiesta en la bulimia sexual. Con el
debido respeto a los más cínicos entre nosotros, el acto sexual (consentido y entre humanos
con un mínimo de capacidad empática, se entiende) no es un simple roce carnal jubiloso e
higiénico, impulsado por algún oscuro “genio de la especie” que acecha en los pliegues del
cerebro reptiliano. Incluso en el sexo aparentemente más deshumanizado (el mito de la "puta
de gran corazón"...), el disfrute del cuerpo sigue siendo la materialización de un abandono, de
un don parcial y momentáneo de sí mismo en busca de un placer de preferencia compartido.


En el peor de los casos, nos encontramos con psicópatas que intentan forzar o manipular este
abandono en el otro, creyendo que están ganando poder sobre él o ella por medio del deseo
sexual (la consecuencia más dañina de este impulso es, por supuesto, la violación). Por lo
tanto, podemos preguntarnos si algunos adictos al sexo compulsivo no son, al final, unos
desesperados que buscan un "te quiero" en cada orgasmo. Volvemos al espejo emocional...

El amor, una rebelión contra la vida sin verdad...
"El amor es simple y complicado a la vez", dice el filósofo Michel Onfray. Define la elección del
amado/la amada como el "deseo de vivir, envejecer y morir con esa persona, porque la vida
cotidiana es agradable a su lado, sin histeria, ni maldad, sin tejemanejes retorcidos, sin
segundo o incluso tercer grado, y porque estamos en una coincidencia y una cohesión de
existencias que nos hace tener deseos similares... o no". Él y su contemporáneo Alain Badiou
están de acuerdo en que el amor es un compromiso a largo plazo; una "aventura obstinada"
que abre un nuevo espacio de libertad en la infinidad de las propuestas de dos vidas que se
cruzan, con el imperativo de elevar la satisfacción del momento al nivel de la felicidad
duradera.

Porque en este espacio de libertad, los amantes confrontan sus diferencias, no para crear ganadores y perdedores, sino por el contrario para enriquecerse con una nueva visión que trasciende la de la subjetividad sola

 "En el amor, sólo se trata de tratar seriamente la diferencia cuando aparece, y hacerlo en la preservación del espacio libre abierto por el amor", dice Alain Badiou. Esa es la dificultad de la aventura amorosa, ese es el riesgo que puede doler, pero para Alain Badiou vale la pena arriesgarse porque el amor tiene la capacidad de "revivir vidas demasiado tibias y resucitar la existencia al borde de su aparente agotamiento".


Parafraseando a Arthur Rimbaud (Une Saison en Enfer) Alain Badiou nos invita a reinventar el
amor: "hay que defender la pasión insoportable porque sabemos que el amor no es ni cómodo
ni seguro; es arriesgado y peligroso [...] El amor es un medio de rebelión contra el servilismo
ordinario; es la figura secreta de toda rebelión contra la vida sin verdad. Defenderemos el
derecho de los amantes a desviarse hacia la verdadera diferencia".



Nathalie

Nathalie Pedestarres nació y se crio en Toulouse. Tras sus estudios, sintió la necesidad de salir a ver mundo y se fue a vivir unos años en Canadá, en Inglaterra y en España. Su trabajo de reportera también la llevó a viajar por todo el planeta, pero es en Madrid donde finalmente fijó su domicilio. Ejerció periodismo durante más de 20 años, antes de rendirse ante la precariedad del oficio, pero sin perder nunca la vocación. 

-

Escríbeme a nido@elnidocaotico.com. Pon en el asunto: Para Nathalie

Suscríbete a El Nido Caótico


No somos muy pesados así que sólo te mandaremos un correo semanal con las novedades. Pero como aquí no hay un orden estricto, puede que recibas algo más o, algo menos. Tu verás

Instagram


[fts_instagram instagram_id=19538647948 access_token=19538647948.da06fb6.b38eefef64a4475f80a402037f3d6a8a pics_count=5 type=user profile_wrap=no]

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
>